sábado, 23 de enero de 2010

Disfrutar del arte










Para empezar deberíamos empezar por el comienzo, que no es otro que preguntarse de qué estamos hablando cuando hablamos de arte; además de también preguntarse, si se puede disfrutar del arte sin tener ni puta idea de lo que es; y aún sabiéndolo ¡¡, que es cosa muy difícil por no decir imposible, (que no venga ningún listillo a definir una cosa indefinible) , que es de ahí, de su indefinición, de donde radica su magia precisamente; pues pasa como con Dios, o como con la magia del amor, (cuando la tiene, que no es siempre): ¿Alguien tiene huevos a definir el amor?, ¿a Dios? Pues con el arte pasa lo mismo: lo mejor es callar y mirar , que no ver. Y si no se puede con el mirar, - pues hay que tener ciertas cualidades para ello, y las cuales las puede tener cualquiera (no hace falta estudios previos, que si educación), - pues solo ver, que también ya es mucho: (en mi caso, de "tanto" ver "tanto" arte, he llegado a saber?  mirarlo, a veces a comprenderlo?, a amarlo siempre (si esto si, por ahora), y también a descomprenderlo, pero no el "ya comprendido hablado hasta ahora", sino  a descomprender (no comprender) ese otro aRTE que nos llega disfrazado de vanguardia, del "todo vale, échale morro tío", y que nos da unas hostias a la vista y al buen juicio, que a veces se nos cae la cara de vergüenza ajena; por lo menos a los que pintamos medianamente bien, (que no es mi caso; yo pinto fatal y es por eso por lo que estoy perdiendo el tiempo en lugar de pintar, haciendo este blog: para ver si vendo cuadros"de los mios"; si fuera cualquiera de los que expongo , me valdría con vender tan solo uno a la mitad de su precio y luego dedicarme a lo que me gusta de verdad que es pilotar coches de Fórmula I) . Pues ya me gustaría a mí pintar bien, como cualquiera de estos colegas míos de profesión, muriéndose de hambre, y que tortuosamente van exponiendo su obra en pequeñas galerías y humildes blogs. Pues si así fuera, pintar bien, lo que se dice bien, ahora mismo estaría pintando y vendiendo mis propios cuadros. ¡ANDA Que no hay buenos pintores comiéndose una mierda con su arte, mientras cientos de cantamañanas se lo llevan muerto, ya sea por que son unos linces , tengan un tío padrino con dinero, enchufe , hayan caído en gracia en algún organismo, se hayan tirado a la Ministra de Cultura, o sean unos cabrones de mucho cuidado; que también de eso hay mucho.

- Ay Dios mío de mi alma: pero ¿de donde sale esta clase de lenguaje? - Winslett, cariño, tráeme mis sales por favor, hijo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada